EL MERO HECHO DE HACER FOTOGRAFÍA NO TE HACE FOTÓGRAFO” EUGENIO RECUENCO

Source: Workshop Experience

Como ya sabés, los días 14 y 15 de Noviembre tuvo lugar “A WORKSHOP EXPERIENCE WITH EUGENIO RECUENCO ” en La Moraña, Ávila, un entorno natural incomparable. Eugenio Recuenco nos acompañó durante dos mágicos días. Hace unos días os contábamos todo lo ocurrido durante el workshop.

Hoy traemos la entrevista realizada a Eugenio Recuenco durante el workshop. Quisimos contar con Eugenio Recuenco en A Workshop with Eugenio Recuenco porque es un fotógrafo/genio capaz de transportarte a lugares a los que solo la imaginación de un artista puede hacerte llegar y porque crea de cero a cien fotografías como resultado de una narrativa compleja y una escenografía hecha detalladamente a mano.

¿QUÉ TE LLEVA A HACER OTRA VEZ ESTE WORKSHOP?

Lo más desafiante del workshop muchas veces es tener que explicar lo que haces, pero también es cuando te das cuenta de que aunque te pasas todo el día trabajando y haciendo fotos, cada vez las haces de una forma diferente o descubres cosas nuevas, pero no sabes porqué las descubres. Yo creo que en estos momentos, cuando tienes que empezar a contarle a los demás lo que estás haciendo es cuando en cada cosa que haces reflexionas realmente  y esa reflexión te hace darte cuenta de muchos detalles que antes pasaban desapercibidos pero que pueden ser, una vez que te has dado cuenta, un sitio para empezar y dar el siguiente paso.

Decidimos hacer este workshop en exteriores esta vez para cambiar. Para que no fuese siempre la imagen que se tiene de las fotos que hago yo. En este caso estamos experimentando hasta tal punto que es unatécnica que casi no había hecho y me sirve para exigirme delante de la gente que salga bien.

¿HAS APRENDIDO ALGO DE LOS ALUMNOS?

Sí, porque me he dado cuenta del porqué de mis actos y de cómo hago las fotos. También he aprendido de ellos porque muchas veces te enseñan cosas o tienen puntos de vista de la misma fotografía que te abren los ojos cuando estás empeñado en hacer una fotografía en un determinado sitio. Son tantos ojos alrededor que siempre hay ángulos que encuentras en su fotografía y te gustan más.

¿QUÉ SIENTES AL VER GENTE DE OTROS PAÍSES?

Es una satisfacción ver que hay gente de cualquier parte del mundo a la que le gustan tus fotos. Que puedan acceder a ver mis fotos es fácil, pero que le gusten y que hagan el esfuerzo de venir hasta aquí para el workshop, me honra. Al mismo tiempo te mete mucha presión porque, no es que lo vayas a hacer mejor ni peor, pero si que piensas: bueno no solamente son dos días y yo en mi parte voy a explicar todo lo que sé, sino quieres que todo lo que vas a explicar también sea lo que buscaban cuando venían. Entonces eso, no hace ponerte más tenso, pero si te hace pensar: yo hago una foto, ¿pero es esto lo que quieren ver? Pero bueno, es así y además es muy bonito.

ERES EL PROTAGONISTA DE ESTA EXPERIENCIA ¿TE HAS SENTIDO ASÍ?

Sí. Me gusta hacer un workshop porque al final enseñas lo que estás haciendo. Me gusta mucho menos cuando tengo que dar una clase en la que tengo que hablar de mi trabajo porque la sensación que tengo es que me queda mucho por aprender. Entonces sí que notas a todos atentos a lo que has hecho y dices: para mí lo importante es lo que me queda, no lo que he hecho. Y entonces en ese sentido, siempre he intentado huir de tener mucha gente a mi alrededor y ser el centro. De hecho, quiero pasar desapercibido por muchos momentos.

ADEMÁS DE PICTÓRICÁS Y CINEMATOGRÁFICAS ¿CÓMO DEFINES TUS FOTOS?

Al final no creo ni que sean cinematográficas ni pictóricas, yo creo que son, o intento que sean lo máximo posibles, honestas. Es decir, son así porque es lo que he necesitado en estos últimos años en la forma de hacer la fotografía. No ha sido una cosa buscada. Pero no tiene porque ser así en el futuro, es decir, si yo cambiome gustaría que mi fotografía cambiase, porque si no sería haber encontrado una fórmula que intentas alargar y que se separa de ti y eso no es interesante. Yo creo que el adjetivo que más me gusta es que mis fotografías sean honestas.

FOTÓGRAFO ES, ¿EL QUE SE DEDICA O EL QUE HACE FOTOS?

Yo creo que un fotógrafo empieza a serlo en el momento en el que haciendo una fotografía, que es una cosa tan común como hacemos todos, siente algo diferente a solamente captar el momento y perderlo al mismo tiempo. Estamos todo el día con el teléfono intentando capturar algo que no estamos viviendo. Es alucinante la locura de, ¿tú has estado en este sitio?. Porque te he visto en televisión.

El mero hecho de hacer fotografía no te hacer fotógrafo. Yo creo que fotógrafo se es cuando ya sientes o tienes una intención que no sea solamente de una forma un poco irracional, sacar fotografías a todo. En cuanto ya empiezas a sentir que eso es algo que expresas y que sientes lo mismo que cuando haces un dibujo y te sale medianamente bien, te sientes orgulloso de lo que has hecho. Cuando te sientes orgulloso de una foto que has hecho y ves que eso es especial solamente relatando el momento, ya empiezas a ser fotógrafo.

Luego está el siguiente paso que es cuando los demás consideran que eres fotógrafo. Pero eso da lo mismo, yo creo que hay mucha gente que se gana la vida haciendo fotos y no son fotógrafos y mucha gente que es amateur y que son fotógrafos de alma. A partir de que tú sientes algo haciendo fotos, lo demás es innecesario.

¿EXISTE LA FOTOGRAFÍA PERFECTA?

Casi todas las fotos surgen de algo que esta medio soñado, que está en una parte un poco hetérea, intangible, que es la imaginación. Al final la imaginación, cuando casi la vas a coger con tu fotografía da un saltito como una rana en la charca y se va un poquito más allá y te piensas que era mejor, pero tampoco tienes la imagen de lo que es. Es algo inaprensible el decir que siempre puedes llegar a más, pero hay que saber parar y estar a gusto con adonde has llegado, porque si no es un “bichito” demasiado peligroso y nunca terminarías de hacer una foto. Aquí yo creo que podía haber seguido haciendo fotos y podía haber cambiado y podía haber hecho más, pero si no no podríamos hacer la siguiente. Entonces haríamos una foto en la vida.

¿QUÉ VENTAJAS OFRECE UN DSLR DE 35MM?

Cada cámara se adapta a una fotografía que quieras hacer en un momento determinado. Hay muchas veces que lo que quieres es rapidez, ligereza … Hay muchas veces que quieres simular fotogramas que son más cinematográficos, con lo cual necesitas que haya movimiento y esto es algo que no te permiten cámaras de medio formato, que son más pesadas, con unos sensores mucho menos luminosos … Eso te permite captar realmente cuando lo importante no es tanto la puesta en escena sino el momento de captar al modelo.

Poder incluso manejarlas de tal manera que puedes meterte en cualquier sitio sin trípode, es muy interesante. Yo la utilizo mucho.

¿QUÉ TIENE QUE TENER UNA IMAGEN FINAL?

En las fotografías que hago, yo creo que hay dos cosas. Ayer hicimos una primera fotografía y empezamos a entrar un poco en materia. Tenía una foto muy bonita, pero no tenía el concepto. Es decir, hay un momento en que yo noto que la fotografía “se me queda coja” y no cuenta nada. Tampoco hace falta muchas veces contar, sino solamente dar unos puntos suspensivos a la imagen primera para que el que vea la fotografía pueda reflexionar o por lo menos se vaya con una medio sonrisa al pensar que le han tocado un tema concreto. Entonces hay dos facetas que son muy importantes, la parte estética y la parte de concepto.

Ayer veíamos la fotografía “coja”. Creo que al principio me pasó a mi porque no sabía qué tenía que fotografiar. Disfrazaron a una chica, pero sin llegar a contar nada más. Era interesante, bonito, podía ser más sugerente, menos sugerente, pero no contaba nada. En el resto de fotografías que hemos disparado hay un concepto y al final un motivo para hacer una foto. Luego a lo mejor el concepto se pierde, pero había ese afán más cinematográfico.

Hay un personaje en la fotografía que dices,¿cómo ha llegado este personaje aquí? ¿Por qué ha llegado a esta situación? ¿Por qué en este momento exacto de esta historia? Esa es la faceta más cinematográfica cuando dicen que intento contar una historia, ya que en mi fotografía es todo muy escenografiado, muy atrezado y muy medido, justamente intentando romper eso con que haya un verdadero momento dentro de esa historia que es instantánea y que a lo mejor habías perdido de hacer todo tan teatral.